domingo, 16 de febrero de 2014

INFLUENCIA NAZI EN BUENOS AIRES

El períodico Deutsche La Plata Zeitung, fue mayor periódico en idioma alemán en América del Sur.
Creado en 1880 en Buenos Aires, tiempo después durante el surgimiento del III Reich, se convirtió en un diario pro-nazi.
Su fin era el de presentar una imagen positiva de Alemania, publicando notas "amistosas" en español, entrevistando a personalidades argentinas que habían visitado al Reich, o escribiendo artículos sobre la "maravilla técnica" del Graf Zepellin, cuando éste llegó a nuestras tierras.

Otra de las formas "Nazis" de persuasión en Buenos Aires, fue en la educación de los niños: casi la totalidad de los más de 200 colegios germano-argentinos seguían programas enviados desde Alemania, y utilizaban el saludo nazi y la esvástica.

La mayoría de los argentinos fue indiferente a la presencia nazi hasta 1938, cuando la opinión pública se volcó en contra. Hubo dos razones: el primero, el escándalo de enseñanza pro-nazi en las escuelas, y el segundo, el acto por el plesbiscito austríaco, el 10 de abril de 1938 en el Luna Park, al que asistieron 20.000 personas.
Tras ese acto, hubo peleas callejeras, quema de banderas nazis y ataques a comercios y casas alemanes.

La historia que sigue es de público conocimiento: aunque nuestro pueblo repudió fervientemente el régimen, no pudo hacer nada ante el arribo de criminales nazis exiliados, quienes tuvieron el apoyo de varios políticos Argentinos.

Dato para curiosos: el edificio de Av. Corrientes 672, obra del arquitecto Kalnay, fue la sede del Deutsche La Plata Zeitung

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Introduce tu comentario....

domingo, 16 de febrero de 2014

INFLUENCIA NAZI EN BUENOS AIRES

El períodico Deutsche La Plata Zeitung, fue mayor periódico en idioma alemán en América del Sur.
Creado en 1880 en Buenos Aires, tiempo después durante el surgimiento del III Reich, se convirtió en un diario pro-nazi.
Su fin era el de presentar una imagen positiva de Alemania, publicando notas "amistosas" en español, entrevistando a personalidades argentinas que habían visitado al Reich, o escribiendo artículos sobre la "maravilla técnica" del Graf Zepellin, cuando éste llegó a nuestras tierras.

Otra de las formas "Nazis" de persuasión en Buenos Aires, fue en la educación de los niños: casi la totalidad de los más de 200 colegios germano-argentinos seguían programas enviados desde Alemania, y utilizaban el saludo nazi y la esvástica.

La mayoría de los argentinos fue indiferente a la presencia nazi hasta 1938, cuando la opinión pública se volcó en contra. Hubo dos razones: el primero, el escándalo de enseñanza pro-nazi en las escuelas, y el segundo, el acto por el plesbiscito austríaco, el 10 de abril de 1938 en el Luna Park, al que asistieron 20.000 personas.
Tras ese acto, hubo peleas callejeras, quema de banderas nazis y ataques a comercios y casas alemanes.

La historia que sigue es de público conocimiento: aunque nuestro pueblo repudió fervientemente el régimen, no pudo hacer nada ante el arribo de criminales nazis exiliados, quienes tuvieron el apoyo de varios políticos Argentinos.

Dato para curiosos: el edificio de Av. Corrientes 672, obra del arquitecto Kalnay, fue la sede del Deutsche La Plata Zeitung

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Introduce tu comentario....