miércoles, 12 de junio de 2013

PATRIMONIO ESCONDIDO EN BUENOS AIRES: COLONIA SOLA

Colonia Sola es un conjunto de departamentos construidos en 1889 por los ingleses cuando eran los dueños de los ferrocarriles. Se encuentra sobre la calle Australia al 2700 en el barrio de Barracas, y está dividido en cuatro edificios de estilo inglés, con detalles poco comunes: aldabas en las puertas, cúpulas de vidrio sin vidrios, mármoles importados y tejuelas normandas en los techos que actualmente sólo se consiguen en Sudáfrica.

El proyecto y la ejecución de Colonia Sola comenzó en 1890 con la dirección de Jorge Drabble, director del Ferrocarril del Sur, empresa británica dueña de las redes ferroviarias.

La historia comienza cuando la empresa ferroviaria adquiere un extenso terreno cercano a la Plaza Constitución, e instala allí una estación de cargas con talleres adicionales.

El nombre de esta playa de cargas, “Sola”, debe su origen a la hoy conocida calle Salta, camino que unía la Estación Constitución con la playa de cargas, llamada así por ser poco frecuentada.

Los empleados que trabajaban en las playas de cargas Sola o aquellos que llegaban de las provincias por alguna diligencia, tenían un lugar donde albergarse. Y es así como surge la Colonia Sola.

Los empleados ferroviarios legaban a Constitución y el jefe les daba una llave de hierro grande, para abrir estos departamentos que entonces eran dormitorios. Las habitaciones no tenían baños ni duchas, y los inodoros se encontraban sobre el pasillo. Ya en 1923 se incorporó a cada departamento una ducha y un WC, logrando para cada familia su propio baño.

A mediados del siglo pasado, la playa de cargas dejó de funcionar y las viviendas fueron cedidas a sus ocupantes. Actualmente el lugar es habitado por hijos de empleados ferroviarios quienes conforman una mutual.

Colonia Sola es parte de la belleza patrimonial de Buenos Aires y hay que protegerla. 
 
 
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Introduce tu comentario....

miércoles, 12 de junio de 2013

PATRIMONIO ESCONDIDO EN BUENOS AIRES: COLONIA SOLA

Colonia Sola es un conjunto de departamentos construidos en 1889 por los ingleses cuando eran los dueños de los ferrocarriles. Se encuentra sobre la calle Australia al 2700 en el barrio de Barracas, y está dividido en cuatro edificios de estilo inglés, con detalles poco comunes: aldabas en las puertas, cúpulas de vidrio sin vidrios, mármoles importados y tejuelas normandas en los techos que actualmente sólo se consiguen en Sudáfrica.

El proyecto y la ejecución de Colonia Sola comenzó en 1890 con la dirección de Jorge Drabble, director del Ferrocarril del Sur, empresa británica dueña de las redes ferroviarias.

La historia comienza cuando la empresa ferroviaria adquiere un extenso terreno cercano a la Plaza Constitución, e instala allí una estación de cargas con talleres adicionales.

El nombre de esta playa de cargas, “Sola”, debe su origen a la hoy conocida calle Salta, camino que unía la Estación Constitución con la playa de cargas, llamada así por ser poco frecuentada.

Los empleados que trabajaban en las playas de cargas Sola o aquellos que llegaban de las provincias por alguna diligencia, tenían un lugar donde albergarse. Y es así como surge la Colonia Sola.

Los empleados ferroviarios legaban a Constitución y el jefe les daba una llave de hierro grande, para abrir estos departamentos que entonces eran dormitorios. Las habitaciones no tenían baños ni duchas, y los inodoros se encontraban sobre el pasillo. Ya en 1923 se incorporó a cada departamento una ducha y un WC, logrando para cada familia su propio baño.

A mediados del siglo pasado, la playa de cargas dejó de funcionar y las viviendas fueron cedidas a sus ocupantes. Actualmente el lugar es habitado por hijos de empleados ferroviarios quienes conforman una mutual.

Colonia Sola es parte de la belleza patrimonial de Buenos Aires y hay que protegerla. 
 
 
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Introduce tu comentario....